Padres de Hoy

Me estoy resistiendo al cambio cuando:

Me estoy resistiendo al cambio cuando:

 

 

 

Me estoy resistiendo al cambio cuando:

-Postergo las decisiones o demoro.

7 Consejos para dejar de posponer

-Me castigo excesivamente al equivocarme.

-Me limito, me pongo trabas y me niego a accionar en la dirección correcta alegando que no sé.

-No confío en mi propia capacidad o en la capacidad del grupo.

-No trabajo armónicamente con mi equipo (laboral, familia, etc.)

-Tengo la percepción de la falta de recursos (ya sean medios económicos o de humanos).

-Tengo la percepción de que estoy atado de pies y manos para encarar las iniciativas.

-Tengo pensamientos y sentimientos negativos que me paralizan.

-Tengo hábitos muy arraigados, modelos de operar o razonamientos muy cerrados. (Desacuerdos).

-Cuando el miedo a la incertidumbre no me permite avanzar.

Si padezco de al menos una de estas actitudes, es posible, muy posible, que me esté resistiendo a aceptar los cambios inminentes y venideros.

No es que estos síntomas sean exclusivos de la resistencia al cambio o que sean malos… NO… a veces nuestro instinto nos anuncia CUIDADO! Sin embargo si el deseo de cambiar persiste, si sigo con la idea del cambio en la cabeza, si veo que el cambio externo es inminente, si veo que es IMPERATIVO que tome acciones para hacer lo que tenga que hacer a pesar del miedo, entonces es el momento de ENCARAR TODOS LOS SÍNTOMAS, O MEJOR AUN, EL ORIGEN DE LA RESISTENCIA AL CAMBIO.

¿Quieres un cambio permanente? Dile adiós a los malos hábitos

“Solo estamos dispuestos a cambiar cuando el dolor de continuar igual es más grande que el miedo y la incertidumbre de cambiar!” Anónimo.

Ejercicios para superar la Resistencia al Cambio:

  • No conocer el para qué del cambio es la arista donde se acumula la resistencia. Si tengo claro el objetivo del cambio será más fácil comprometerme con las acciones. Entonces es recomendable EDIFICARME sobre los beneficios, las repercusiones e implicaciones que tiene el cambio. Adquirir conocimiento me hará más flexible.
  • No poder es una creencia que nos limita a aceptar o promover cambios. Hacer una lista de EVIDENCIAS de que sí puedo, de que sí he podido en el pasado me hará fortalecerme hacia la acción.
  • No querer, a veces maduro y comento cambios que “quiero”, sin embargo al analizar con profundidad mi motivación es posible que descubra que en realidad no me interesa, que en realidad no es importante, y que en realidad no es un deseo mío. Lo importante aquí es hacer las paces conmigo para poder descartar o encarar la decisión al cambio.
  • Imagina el peor escenario posible. Sentarme a imaginar esto (acompañada por un coach o amigo o psicólogo) me lleva a ver, que por malo que sea el peor resultado vale el esfuerzo el cambio.

¿Cómo realizar importantes preguntas para ser Coach?

  • Valida las emociones. Para evitar la resistencia al cambio es importante aprender a reconocer lo que siento. Es normal que durante los primeros días experimente malestar y que me sienta indefensa o molesta. Son reacciones perfectamente comprensibles ante un cambio.
  • Vigila y cambia tus pensamientos. Es importante ser consciente y ser "higienica" con mis pensamientos.
  • Explora las nuevas circunstancias.
  • Enlista las Evidencias a Favor & Evidencias en Contra. De que este cambio saldrá bien!
  • Crea y/o alimenta y aliméntate de tu red de apoyo.
  • Concéntrate en los aspectos positivos. Toda situación entraña aspectos positivos y negativos. Cuando nos ciegan las emociones a menudo no somos capaces de ver ambas aristas pero es fundamental que aprendas a centrarte en los factores positivos del cambio. Enlístalos.

5 Tips para tener una mente positiva

  • Mantén el ánimo y el compromiso, las recaidas son normales pero permanecer allí no es una opción.
  • Aprovecha cada situación como un regalo PARA tí.
  • AGRADECE TODO LO QUE RECIBES!!!

Fénix Pérez

Coaching

Artículo relacionados

Pensamiento Positivo: Una actitud ante la vida

Misión, pasión & paz!

Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas