Mi Bebé

El poder de la imaginación de los niños

El poder de la imaginación de los niños

 

 

 

 

La imaginación es el mayor poder creativo del ser humano. Todo lo que hemos creado antes y sin excepción ha estado en la mente de un ser humano en forma de idea y eso se lo debemos a nuestra capacidad de imaginar, primero creamos en nuestras mentes y luego creamos en el mundo físico.

Los niños tienen un poder de imaginación tremendo, es su mejor herramienta para aprender y conocer el mundo. Por eso debemos dejarlos soñar despiertos y permitirles volar con la imaginación, aprendiendo de ella y con ellos en esa experiencia única. La capacidad que los niños tienen para a prender e imaginar supera a los adultos.

Los Psicólogos que llevan año analizando el desarrollo y el aprendizaje de los niños tienen una conclusión: el tiempo que los bebes y los niños dedican a imaginar y a aprender esta relacionado con la sabiduría y la inteligencia que tendrá de adulto.

La imaginación y la creatividad son potencialidades que poseemos desde que nacemos, pero para formar una personalidad creativa e imaginativa es necesario poner al alcance de los niños los medios e instrumentos necesarios para su desarrollo.

La imaginación es como un músculo que debe ser  ejercitado y entrenado. Las imágenes se vuelven más fuertes y especificas mientras mas personales son. En vez de detenerse y acoger la imagen del estereotipo, es recomendable que la persona cree su propia imagen de algo. La pedagogía actual considera al niño como el creador, la tradicional, en cambio, lo trataba como un receptor. Ahora se le da importancia al mundo interno del niño, a sus sentimientos, pensamientos y a la forma de expresarlos. Los niños pueden convertirse en emisores efectivos combinando ideas claras de contenido importantes con imágenes para poder transmitir mensajes claros y comprensibles. El contenido interno del individuo es muy rico, no sólo sabe cosas sino que las sientes, esto lo hace capaz de expresarse y por tanto, de crear. Al tener libertad completa y la imaginación como herramienta principal, los niños construyen su mundo a su antojo. Ellos mismos ponen las fronteras de lo posible e imposible, de lo real e imaginario; cada niño en su mundo es un campeón. La imaginación es una de las facultades más poderosa en el niño; imaginar cosas agradables y buenas, desagradables y malas.” Lo llevan a pensar en lo que ellos se imaginan que son”.

Es fundamental que los padres, maestros o tutores que se encargan del cuidado de los niños puedan identificar cuando están imaginando cosas negativas y desagradables. Los educadores deben canalizar este tipo de imaginación y ofrecerles las sugerencias en forma interrogativa para que sean los niños quienes lleguen a sus propias conclusiones. Es importante aprovechar este potencial imaginativo ya que les permite transportarse a un mundo mágico y viajar a través del poder de su mente, siempre ávidas de nuevas experiencias.

Rasgos que debemos fomentar para potenciar la capacidad creadora en los niños.

  • Tenacidad y fuerza de voluntad.
  • Sensibilidad hacia el mundo que los rodea.
  • Actitud flexible ante la vida.
  • La originalidad.
  • Capacidad de síntesis y análisis.

 

Estímulos positivos para la imaginación del niño:

Cuentos, dibujos libres, paseos, viajes, preguntas, historias, oír música, obras de teatro, títeres, entre otras.

 

Estímulos negativos:

Televisión, Internet, divorcios, maltratos, dirigir las actividades todo el tiempo, baja autoestima, muertes.

 

Escrito por: Ana Rojas Ramos. M.A

Educación Pré-escolar

Terapeuta de Dificuldades de Aprendizaje

Conducta y Orientación Sexual de Niños y Adolescentes.

Artículos relacionados: