Nutrición

Alimentación en Edad Escolar

Alimentación en Edad Escolar

 

 

 

Los niños en edad escolar requieren de una alimentación correcta y balanceada, ya que existe la necesidad de cubrir con los requerimientos para alcanzar sus niveles óptimos de crecimiento y desarrollo tanto físico como mental, pero también porque necesitan un rendimiento adecuado durante las horas en la escuela.

Los niños y niñas mal alimentados, por lo regular tienen problemas en el aprendizaje, en las tareas escolares tienden a ser más lentos y en el recreo realizan menos actividad física por estar demasiado cansados.

¿Qué tanto debe comer mi hijo en edad preescolar?

Es importante comentar que con una equilibrada y variada nutrición escolar se previenen problemas asociados a la mala alimentación como alteraciones en el aprendizaje y en la conducta, anemias y cuadros infecciosos. Por eso, debido a que nuestros hijos tienden a comer en el colegio, es importantísimo que los padres les envíen loncheras escolares que cubran las diferentes necesidades de nutrientes que los niños necesitan durante el día.

16 meriendas saludables y fáciles

Durante el periodo escolar, el niño desarrolla un estilo de comida más independiente y lejos de la vigilancia de los padres, por eso es de vital importancia que implementemos los siguientes pasos, tanto en la casa como en las comidas en la escuela:

-Estimular a que el niño coma cinco veces al día. (Desayuno-merienda-comida-merienda y cena), mostrándole siempre como controlar sus porciones.

-Promover el desayunar antes de salir de casa. En el desayuno incluir, un lácteo o alimento de origen animal, un cereal que aporte energía y una fruta o jugo de fruta natural.

-Incluir frutas y vegetales todos los días, preferiblemente entre 2 a 4 porciones. Una buena opción siempre será incluir una fruta en la lonchera.

-Incorporar alimentos ricos en fibra como cereales integrales y leguminosas.

-Apóyese en la leche y sus derivados, contienen proteínas de alto valor biológico y resulta esencial para una buena formación de huesos y dientes fuertes y saludables.

-Deje que los niños ayuden con la planificación y preparación de las comidas, enséñeles a tomar decisiones saludables al brindarles oportunidades de seleccionar alimentos basados en su valor nutricional.

-Prepararles una merienda balanceada, pero sobretodo llamativa, que les invite a comerla y que no se sientan tentados por alimentos altos en grasas y azucares y pobres en nutrientes que en ocasiones están de venta en las escuelas.

Estimule a que el niño realice actividad física tanto en la escuela como por las tardes. La actividad física en la infancia y la adolescencia es fundamental para el desarrollo, y además, para la prevención de la obesidad.

Importancia del deporte para nuestros hijos

Dra. Patricia Mejía /Nutrióloga Clínica

Artículos relacionados

La importancia de la alimentación en la vida escolar

DHA y su impacto en el nuerodesarrollo en los primeros años de vida