Formación

Manos al instrumento (Motor y Auto-Confianza)

Manos al instrumento (Motor y Auto-Confianza)

 

 

 

 

Cuando era niño mi vecino había encontrado una guitarra de juguete que le faltaba un par de cuerdas y me enseñó el ritmo del Hit de los 60s “wild thing”. Corriendo emocionado fui a enseñarle lo que había aprendido a mi mamá, y ella que hablaba con su comadre sin prestarme mucha atención me dijo “si mi hijo, está muy bien”.

Para mí, el chico del medio que estaba académicamente en el suelo había sido un gran logro hacer ese ritmo, algo no que quizás no había hecho desde el día en cuando dije “mamá” por primera vez. Pero para mis padres no había logrado mucho.

Lo que ellos no sabían era que esa experiencia encendió en mí una motivación para sentirme que era alguien.

En esta sociedad movida por “tienes que ser abogado, doctor, parte del “family business” o algo que te deje “mucho dinero”, nos perdemos de vista la influencia de la educación musical.

Unos cuantos años después, en un curso de Songwriting donde habían varios alumnos en el instrumento de la batería, puedo decirles que la música ha sido uno de los motores que han hecho echar para adelante este carrito que se me ha prestado, llamado la vida.

Te recomendamos leer: Despierta en tus hijos el amor por la música

Existen tantas razones de cómo favorece la educación musical a la juventud de esta generación, pero les mencionaré solo tres:

1. Su cerebro se desarrolla diferente- De acuerdo a “Parenting Science” si los niños empiezan a tocar un instrumento y están entre la edad de 9 a 11 años, al tener más volumen de materia gris en su cerebro el tiende a tener un desarrollo beneficioso. Esto no significa que serán más inteligentes que los demás sino que harán enlaces únicos y asociaciones que no podrían haber hecho si no tocaran un instrumento.

2. Se condicionan a perseverar para lograr resultados- Aunque esta declaración no sea la realidad para muchos cuando se trata de la música, un experto de “The New York Times” dijo “si trabajas lo suficiente definitivamente mejorarás”. Así que la música los condiciona a creer en el hecho de que para conseguir resultados es necesario perseverar y trabajar duro.

3. Construye confianza en sí mismos- Si quiere que su hijo desarrolle confianza en sí mismo, aprender un instrumento puede ayudar bastante. La maestra y artista Elizabeth Dotson-Westphalen dice que “al entender que están desenvolviéndose en una habilidad a solas van a mejorar más y más”

Esta última ha sido la razón principal en mi vida. Así que les animo a considerar emprender este viaje con ellos. ¡Manos a la obra o más bien al instrumento!

 

Escrito por: Juan salvador De los Santos

Músico Cristiano/ Maestro de Language Arts en Mi-el Christian School

Artículos relacionados:

¿Cómo la música influye en la creatividad y la imaginación de los niños?

La Música y el Desarrollo Cerebral Infantil

La psicología de la música