Formación

¿Quién pone límites en casa?

¿Quién pone límites en casa?

 

 

 

 

Siempre uno de los padres es el más estricto y el otro más permisivo, pero se debe tener claro que si uno de estos pone un límite no se debe contradecir por lo menos delante de los niños, deben tener una sincronía ya que los niños podrían llegar a tener confusión creyendo que uno de los padres es bueno y el otro malo.

Padres permisivos y autocráticos

La ausencia de límites en el seno familiar puede tener consecuencias nefastas para la educación de los hijos. Por eso, la psicóloga infantil María Luisa Ferrerós explica, en Guía Infatil,a los padres ¡por qué es bueno decir que no!. Lo que más le gusta al niño es pasárselo bien todo el día y, en ocasiones, no saben que también deben cumplir con sus obligaciones, y es ahí donde entra la labor de los padres.

¿Por qué nos cuesta ponerle límites a nuestros hijos?

Lo importante de poner límites está en algunas preguntas: ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde?

La relevancia de las normas y los límites está en que hace niños responsables,  favorece a su desarrollo mental sano, ya que va adquiriendo tolerancia, paciencia y orden, le da seguridad porque sabe que puede hacer y qué no hacer.

Al momento de tener las reglas y los límites claros, y aun así el niño no obedece a una de ellas, recomendamos lo siguiente:

  1. Un lugar donde el niño pueda estar tranquilo para hablar sobre lo sucedido.
  2. Que te ayude a buscar la solución al problema.
  3. Poner una “penitencia” por lo que hizo.
  4. Explicarle por qué debe cambiar su actitud.
  5. Explicarle las consecuencias de no obedecer a las reglas

10 consejos para poner límites a nuestros hijos

¿Por qué es importante poner límites y establecer reglas? ¿Y sobre todo que ambos, tanto la madre como el padre sepan de estos límites?

  • Los niños necesitan ser guiados por los adultos para que aprendan cómo realizar lo que desean de la manera más adecuada.
  • Es fundamental establecer reglas para fortalecer conductas y lograr su crecimiento personal
  • Los límites deben basarse en las necesidades de los niños
  • Lo que se debe limitar es la conducta inapropiada o inadecuada, no los sentimientos que la acompañan. A un niño se le puede solicitar que no haga alguna cosa, pero nunca se le puede pedir que no sienta algo o impedirle una emoción o sentimiento.
  • Los límites deben fijarse de manera que no afecten el respeto y la autoestima del niño. Se trata de poner límites sin que el niño se sienta humillado, ridiculizado o ignorado.

Un niño educado con límites y normas claras es un niño feliz

Principios básicos para las madres y los padres que desean educar bien y hacer buen uso de los límites:

  • Los padres son los principales educadores y formadores, la escuela o colegio sólo complementan.
  • Educar bien es enseñar a adaptarse a todas las situaciones, buenas o malas.
  • Educar con límites es una toma de decisiones constante.
  • Para educar bien usando límites, es necesario tener sentido común y muchas veces necesitamos una visión objetiva desde afuera.

Claves para una crianza positiva afectiva y efectiva, estableciendo límites

Poner límites claros y adecuados a la capacidad del niño es de suma importancia.

  • El grado de autocontrol que tienen los niños depende en gran medida de la actitud de los padres. Por eso al educar y al usar límites para formar a los niños, los padres deben estar de común acuerdo como hemos expresado anteriormente. Es importante resaltar que los padres deben saber pedir orientación educativa cuando sea necesario.

Para concluir te recordamos que manejar límites es muy saludable y sano. Recuerda siempre que todo tiene sus consecuencias y nuestros hijos deben estar claro en eso. Agrégale a las conversaciones mucho amor y comprensión para que el niño o la niña se sientan seguros.

Los padres, tanto la madre como la madre, deben conversar siempre sobre la educación de los hijos, tratar de ponerse de acuerdo y pedir constantemente la sabiduría de Dios para la instrucción de los hijos. El ponerse de acuerdo con una buena comunicación te ayudará mucho en el proceso de guiar a los hijos.

Artículos relacionados

Limites, Reglas y Consecuencias

Disciplina Infantil: Cuando la disciplina se convierte en maltrato

Mi hijo me contradice ¿Qué puedo hacer?