Formación

Desarrollo cognitivo en el niño preescolar

Desarrollo cognitivo en el niño preescolar

 

 

 

 

El pensamiento del niño, es el resultado de diversos factores: biológicos, familiares, culturales y ambientales y se construye a partir de la experiencia que tiene el niño con su entorno.

El desarrollo cognitivo es el conjunto de actividades mentales que realiza el niño para aprender y resolver problemas. Comprende la memoria, la concentración, la atención, la percepción, la imaginación y la creatividad.

Te recomendamos leer: El desarrollo de la creatividad en niños

Cada ser humano es diferente y por lo tanto cada niño va a desarrollar a su propio ritmo. Las habilidades que desarrolle el niño dependerán en gran parte de la calidad de las interacciones que los padres o adultos cuidadores ofrezcan a los niños que educan.

Aquellos padres, que desde que su hijo nace, le hablan todo el tiempo; le explican lo que pasa a su alrededor ayudándole a adquirir conocimientos de su medio; juegan con él y lo motivan a crear estrategias, a resolver problemas; responden adecuadamente a las necesidades de sus hijos; van sin duda, a favorecer el desarrollo cognitivo de su hijo, necesario para que el niño pueda interactuar en su medio y para lograr el éxito escolar y social.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar sus habilidades observando las etapas en el desarrollo cognitivo de su hijo: (algunos lo harán antes, otros después) y a partir de ellas proponer actividades.

Las actividades pueden orientarse en las áreas de matemáticas (juegos de conteo, números, sumas...) del lenguaje (contar historias, leer cuentos, canciones..) de concentración (puzzles, construcciones, cartas..) de creatividad (arte y música, dibujos, collages, pintura, barro, masilla, etc.)

También puedes leer: La Música y el Desarrollo Cerebral Infantil

0 a 6 meses

En esta etapa el bebé se interesa en el entorno.

Puede reconocer a las personas y a los objetos conocidos.

Puede tomar un objeto y coordinar sus movimientos para llevárselo a la boca.

6 a 12 meses

En esta etapa el niño comienza comprender la relación de causa efecto.

Comienza el juego del escondite.

Puede sacar objetos de un recipiente.

1 a 2 años

En este periodo adquiere la permanencia del objeto, es decir que sabe que aunque no vea el objeto, éste existe.

Utiliza un objeto que le ayude a alcanzar a otro.

Es capaz de reconocer su imagen en el espejo.

En el juego, comienza a reproducir pequeñas situaciones de su vida diaria: imita situaciones de comer, de vestir, etc.

Sigue órdenes simples

2 a 3 años

Comienza a garabatear.

Comprende la diferencia entre uno y muchos objetos.

Puede contar dos objetos que están delante de él.

Puede decir su edad.

Puede decir que objeto es grande y pequeño si se le pregunta.

Conoce también las nociones espaciales: dentro, encima, debajo.

3 a 4 años

Comienza a dibujar.

Puede contar mecánicamente hasta 10.

Puede contar de 3 a 6 objetos que estén delante de el.

Diferencia los tiempos de hoy, ayer y mañana.

Diferencia una niña de un niño.

Puede indicar si un objeto es pesado o ligero.

Puede hacer un rompecabezas de 6 piezas.

Puede reconocer 3 colores.

4 a 5 años

Puede dibujar una figura humana.

Le encanta leer, contar e inventar historias.

Distingue, la mañana, la tarde, la noche.

Recuerda 4 objetos observados en un dibujo.

Puede nombrar 8 colores.

Puede contar de 1 a 20.

5 a 6 años

Hace puzles de hasta 50 piezas.

Identifica los números del 1 al 50 y reproduce del 1 al 20.

Identifica más grande que, más pequeño

Discrimina semejanzas y diferencias.

Sigue la trama de un cuento y repite con precisión una secuencia de hechos.

Por: Isabella Paz

Pedagoga Terapeuta y Psicomotricista

Artículos relacionados:

Etapas de desarrollo: no concluirlas adecuadamente puede afectar a los niños

Las emociones en el desarrollo de los niños

Nutrientes Importantes para el Desarrollo Psicomotor